El ejemplo de valentía y superación de dos jugadores de fútbol sala
FS Noticias | 14/10/2020
El Marc Lladós, del Club At. Masnou, y el Tomás Rojas, del Lloret Esp. 2012 CFS, muestran su pasión por el fútbol sala a pesar de sufrir una patología singular que les afecta a la visión.
El ejemplo de valentía y superación de dos jugadores de fútbol sala

Coraje, superación y valentía. La Lliga Catalana de Futbol Sala de la Federació Catalana de Futbol ha conocido a dos jugadores de fútbol sala que, a pesar de sufrir una patología visual, muestran su pasión por este deporte y la serenidad para afrontar los problemas cotidianos.

Este es el caso del Marc Lladós y del Tomás Rojas. Ambos sufren enfermedades extrañas que les impide tener una visión total y que, pese a ello y gracias a su coraje, a la capacidad de superación y su valentía, juegan al fútbol sala.El Marc Lladós nació ''con las botas puestas'' hace 15 años en Tiana (Barcelona). El Marc está cursando 4º de la ESO en el Instituto de Alella, vive en El Masnou y hace tres temporadas se vio obligado a cambiar el fútbol 11 por el fútbol sala: ''nací con un 70% de visión, pero hace tres años tuve una importante bajada y se me está deshaciendo la retina. Una enfermedad extraña. Por eso, cuando jugaba al fútbol 11 me molestaba el sol, me era casi imposible jugar, y por eso juego al fútbol sala'', cuenta con una serenidad admirable el Marc.Para la vida del Marc, el deporte es muy importante, es el ''momento de la tarde'', ese rato en el que ''puedes descargar si tienes un mal día''. El Marc Lladós juega en el Cadete del Club At. Masnou y, de hecho, es uno de los capitanes. El jugador masnoví se muestra muy agradecido con el esfuerzo que ha hecho el club para ayudarle, como por ejemplo ''comprando pelotas naranjas, que es el único color que puedo ver'', y también reconoce la dedicación y el esfuerzo de su familia y de los compañeros y profesores del Instituto: ''me ayudan mucho, ya que no veo los laterales y cada vez es más complicado, pero sales adelante''.El Tomás Rojas nació en Girona hará 10 años el 30 de octubre, a pesar de que siempre ha vivido en Blanes, población donde está cursando quinto de primaria. Su familia es de procedencia uruguaya, pero ya hace 16 años que viven aquí.

El Tomás sufre una enfermedad extraña, Amaurosis congénita de Leber, que le afecta a la retina dejándole un 5% de visión. A pesar de esta patología, el Tomás siempre le ha gustado mucho el deporte y nunca ha tenido limitaciones para hacerlo, ya que desde que tiene un año, el Tomás ha realizado natación, equinoterapia y fútbol, su gran pasión.El Tomás jugará a fútbol sala por primera vez en Lloret Esp. 2012 CFS, y tal y como detalla, ''todavía me estoy situando al club y me estoy haciendo amigo de los compañeros''. Sin embargo, ''empecé a jugar al fútbol a tercero de primaria y cada vez me gustaba más'', confiesa Tomás.

Su madre, Valentina Lois, explica que el ''Tomás es pura energía, es un terremoto total. Es competitivo y le gusta mucho el fútbol. Es una pasión que ya llevaba cuando nació y siempre la hemos animado en todo lo que quiera hacer''. Y lo más importante, ''que él sea feliz'', exclama la madre en medio de una gran sonrisa.El Marc Lladós y el Tomás Rojas representan un ejemplo de superación para sus compañeros, dentro y fuera del pabellón, y expresan, a través de sus sentimientos y opiniones, una gran lección de vida.

GALERÍA DE IMÁGENES



TOTA LA INFORMACIÓ DE LA
LLIGA E-FUTBOL FIFA20 - PS4
A què esperes, inscriu-te ja!
Utilitzem cookies pròpies i de tercers. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Pot obtenir més informació, o bé conèixer com canviar la configuració, prement en Més informació.