Borja Burgos: “La clave para conseguir éxitos es el trabajo”
FS Noticias | 30/11/2016
Borja Burgos, técnico del FS Castellar, asciende al equipo a 3ª División Nacional de Fútbol Sala y consigue la clasificación a la final a cuatro de la Copa Catalunya, méritos que lo hacen merecedor del premio que recibirá el 5º Día del Entrenador.
Borja Burgos: “La clave para conseguir éxitos es el trabajo”

La temporada 2015-2016, Borja Burgos la tendrá que enmarcar. Primero, por el ascenso del FS Castellar a 3ª División Nacional y, segundo, por la clasificación del equipo a la fase final de la Copa Catalunya Senior de Fútbol Sala. Dos hitos que la han hecho ser galardonado en el 5º Día del Entrenador. ¿Cómo asume este premio?

Antes que nada quiero agradecer a la Federación para invitarme a un acto como este y por pensar en mí como uno de los galardonados. La verdad es que es un premio muy inesperado. Sinceramente no esperaba estar entre los premiados, pero al mismo tiempo me hace muchísima ilusión. Creo que es el premio a un gran trabajo del año pasado, no sólo mío como entrenador, sino de toda la plantilla, del cuerpo técnico y de todo el club que nos dio todas las facilidades posibles para que el año fuera inmejorable.

Conseguir hacer historia de esta manera en un club no es una tarea fácil. ¿Se había marcado estos dos objetivos a principio de temporada?

A principio de temporada no nos marcábamos estos objetivos, de hecho el año se preveía relativamente complicado. La plantilla la componían 15 jugadores, todos ellos muy jóvenes y sólo 5 jugadores estaban en el primer equipo del club la temporada anterior. El objetivo principal que nos marcamos era conseguir ensamblar todas las piezas y crecer tanto en equipo como individualmente, para que una vez avanzada la temporada ver cuáles podían ser nuestras opciones en liga. La copa la planteamos muy diferente. Es una competición que a los jugadores siempre les ha motivado mucho y nos marcamos el objetivo de pasar la primera ronda para poder enfrentarnos a un equipo de 2ª B. Para nosotros poder jugar contra la Escuela Pía ya era el premio, a partir de ahí salimos a competir al máximo cada partido y conseguimos estar a un nivel muy alto.

Pero este premio es fruto de una trayectoria. Desde el año 2006 forma parte del FS Castellar, pasando como jugador y, actualmente como técnico. Ahora que dirige el primer equipo del club, ¿qué visión tiene de todo este proceso?

Empecé en el club siendo juvenil y rápidamente me enganché a este deporte. Nunca hubiera imaginado llegar a entrenar al primer equipo y menos con 25 años. Ha sido un proceso muy bonito. Mi trayectoria como jugador se vio interrumpida por una grave lesión de rodilla que me impidió seguir jugando, raíz de ello busqué mejorar y crecer como técnico, entrenando en casi todas las categorías. Estoy muy agradecido al club por el apoyo que he recibido siempre, en especial por parte del ex presidente Josep Tous y Rubén Jiménez, quien fue el anterior entrenador del primer equipo y siempre me han mostrado una gran confianza y fueron los primeros que confiaron en mí para dirigir el primer equipo.

¿Es cierto que es un punto a favor el hecho de haber sido antes jugador para poder trabajar mejor desde la parte técnica?

Es cierto que el hecho de haber sido jugador, ayuda a la hora de entrenar en muchos aspectos. El primero de ellos es que de cada entrenador que hayas tenido como jugador puedes aprender muchas cosas, en todos los aspectos, y estas las puedes ir utilizando para encontrar tu estilo de entrenamiento. Otro factor en el que ayuda el hecho de haber sido jugador, es que te permite conocer también cómo funcionan los vestuarios, es muy importante conseguir que el grupo esté cohesionado y que luche por unos objetivos comunes y por ello es vital conocer cómo funciona el vestuario.

Su carrera como técnico comenzó en 2012 entrenando equipos de base, y a partir de la temporada 2015-2016, tomó las riendas del primer equipo. Una evolución que ha ido muy rápido. ¿Cómo ha sido posible?

Empecé a entrenar la temporada 2009-2010, con sólo 18 años, un equipo escolar. Los tres primeros años entrené el benjamín, el alevín y el infantil hasta que en la temporada 2012-2013 dejé de jugar definitivamente y empecé a entrenar al filial del club en 2ª catalana. La decisión de dejar de jugar y dedicarme exclusivamente a entrenar creo que fue lo que me marcó más en aquellos años. Dediqué mucho tiempo a leer, ver partidos y formarme y cada vez me gustaba más. Mi pasión por el juego la dediqué íntegramente a entrenar. A partir de este momento la verdad es que todo ha sido muy rápido: dos temporadas en el filial, tras lo cual el club confió en mí para llevar el juvenil, una gran generación que había conseguido dos ascensos consecutivos y nos quedamos a las puertas del tercero en el playoff de ascenso a División de Honor, y el año siguiente, el salto definitivo al primer equipo. Han sido unos años de mucho trabajo, esfuerzo para seguir creciendo como entrenador y para intentar que los equipos que entrenaba evolucionaran lo máximo posible. Creo que eso fue lo que hizo posible tener esta oportunidad.

Además, ha sido llegar al primer equipo y conseguir éxitos, plantándose, ni más ni menos, que en la 3ª División Nacional de Fútbol Sala. ¿Cuál es la clave para conseguirlo?

Siempre he creído que la clave para conseguir éxitos es el trabajo y eso es lo que intento inculcar a los equipos y así lo hicimos. Empezamos haciendo una pretemporada larguísima de 7 semanas, queríamos acoplar todo el equipo y que los jugadores conocieran lo mejor posible el modelo de juego. Esto nos permitió llegar muy bien al inicio de liga y los buenos resultados siempre ayudan en los inicios. Teníamos jugadores de mucho talento, con muy poca experiencia en categorías seniors pero con mucha ambición para ganar y para aprender. La predisposición de los jugadores siempre fue excelente, incluso cuando en el momento clave de la temporada se propuso hacer un tercer día de entrenamiento semanal, el equipo lo aceptó y trabajó más fuerte que nunca. Creo que el trabajo y la actitud de los jugadores y del cuerpo técnico sumado al talento y ambición de los jugadores fueron las claves para lograr el ascenso.

Y, por si fuera poco, la temporada pasada escribió una página más en la histórica de su club, llevando, por primera vez el primer equipo a la fase final de la Copa Catalunya Senior de Fútbol Sala. ¿Cómo ha vivido la experiencia de eliminar hasta 5 equipos de Nacional y plantarse, ni más ni menos, que ante el Barça?

Toda la copa ha sido muy especial para nosotros. Tuvimos la suerte de jugar todos los partidos de la competición en casa y esto hizo que todo el club e incluso el pueblo se volcaran con el equipo y viviéramos unas noches increíbles. Preparamos a conciencia cada partido, visualizando siempre una hora antes del partido el vídeo del rival, y eso nos ayudó muchísimo. La concentración y la motivación de los jugadores en estos partidos siempre fue altísima y el público cada eliminatoria que pasábamos aún nos ayudaba más. El ambiente era increíble. Recuerdo que el partido contra la Pia era muy especial para nosotros, tenemos algunos jugadores que jugaron allí y existe amistad entre muchos de los jugadores de ambos equipos. El partido fue de infarto y después de ir ganando por 4 a 1 nos empataron a 5 en la última jugada del partido, pero tuvimos la suerte de cara en la tanda de penaltis. En los siguientes partidos el hecho de no tener nada que perder nos hizo jugar sin presión y ver la mejor versión del equipo.

El día del Barça fue histórico para el club. Para los jugadores fue un día muy intenso, todo lo que rodea la copa: entrevistas, actos, el trayecto en autobús también es especial para nosotros, etc. son cosas a las que no estamos acostumbrados y poder jugar ante jugadores profesionales que días antes estaban jugando el mundial fue una gran experiencia. Nunca lo olvidaremos.

Está claro que la experiencia es un grado importante para los técnicos pero, en su caso, es un claro ejemplo de que la formación también es imprescindible. ¿Cómo cree que le ha influido la formación recibida?
El nivel formativo del fútbol sala catalán es altísimo y la apuesta que hace la federación para la formación de todos los técnicos es una oportunidad para no dejar nunca de aprender. En mi caso creo que ha sido importantísimo. A los 18 años hice el nivel de monitor y posteriormente los niveles 1 y 2. Aparte de la formación en titulaciones, la apuesta de la federación en los clínicos considero que es muy acertada, es una gran oportunidad para aprender de los mejores y me gusta asistir.

Actualmente, dispone del curso avanzado de fútbol sala, anteriormente conocido como 2º nivel. ¿Qué nivel cree que tenemos técnicamente en Cataluña en este deporte?

El fútbol sala catalán tiene un nivel muy alto en todos los aspectos. Hay grandes entrenadores en todos los clubes, considero que las oportunidades formativas que te da la federación motivan a este alto nivel de técnicos. También la convivencia de técnicos de diferentes clubes en los campeonatos comarcales es muy positiva para conocer otras formas de trabajar. Todo esto lo acompaña un nivel de jugadores muy alto, lo podemos ver en todas las categorías de las selecciones catalanas, siempre muestran un buen nivel competitivo y esto es gracias al trabajo de los clubes y de los seleccionadores.

¿Tiene la intención de sacarse el 3º nivel de fútbol sala? ¿Porque?

Sí, es algo que tengo previsto hacer pero a medio plazo. Creo que el tercer nivel está más enfocado al ámbito profesional y considero que puedo sacarle más provecho en un par o tres de años cuando tenga más experiencia. Aun así no descarto hacerlo antes ya que considero que nunca se debe dejar de formarse.

¿Cómo valora el trabajo que se lleva a cabo desde el Comité Técnico de Entrenadores de Fútbol Sala para conseguir la mayor y mejor formación posible para los técnicos catalanes?

El esfuerzo que hace el Comité Técnico de Entrenadores es muy grande, todo el profesorado es de un nivel muy alto, todos ellos son referentes en nuestro deporte y con muchos conocimientos. Todo esto hace que la formación que recibimos los entrenadores sea de mucha calidad. Aparte, el esfuerzo que hace el comité para traer a grandes profesionales como ponentes en los clínicos es de agradecer.



Utilitzem cookies pròpies i de tercers. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Pot obtenir més informació, o bé conèixer com canviar la configuració, prement en Més informació.